Hola! Soy Fàtima Carrión.

Mi objetivo: acompañar y guiar a una infancia auténtica a través de la espiritualidad.

Foto SOBRE MI principal

Durante muchos años he estado dedicada al sector del bienestar y maquillaje artístico, trabajando para grandes firmas, proyectos televisivos y como formadora en el sector. Más tarde conecté con mi faceta más creativa, creando un proyecto propio para familias, embarazadas y niñ@s, creando preciosos trabajos artísticos que han sido reconocido a nivel nacional e internacional.

No obstante, en 2019 empezó para mí un punto fuerte de inflexión. Al principio solo lo centraba en el ámbito profesional, pensando que si cambiaba y mejoraba cosas, yo me sentiría mucho mejor y encontraría el equilibro entre el trabajo y la familia. Pero nada más lejos de la realidad.

2020 se vino fuerte, mi negocio en pleno rendimiento y con mucha proyección, inauguraba un estudio soñado donde acoger a muchas familias para crear el mejor de los recuerdos, tenía el proyecto de mi vida entre mis manos (o eso creía yo). Sin embargo, la vida siempre nos tiene preparada alguna sorpresa. Llegó una pandemia mundial para ponerlo todo patas arriba, romper con los planes establecidos y hacernos parar.

Este parón me llevó a un estado desconocido en mí, donde comencé a cuestionarme absolutamente todo, pero desde otro lugar, desde mi interior.

Ese mismo año, me detectan un melanoma y de nuevo la vida me dice de nuevo que debo parar y tomarme las cosas con más calma, escucharme, sentir, hacer preguntas… Y es que si no vas por el camino correcto, la vida te avisa.

"Somos auténticos desde la infancia, solo se trata de cultivar nuestra esencia para no perdernos por el camino"

Inicio una etapa de despertar y auto indagación, en la que ya no sirven los propósitos externos, por lo que comienzo a conectar con mi parte más esencial y comprender(me) desde una perspectiva de 360º, descubriendo facetas que estaban deseando ser desempolvadas.

Inicio mi formación como maestra de meditación, profesora de yoga, inteligencia emocional, reiki y otras herramientas que, no solo me ayudan a crecer sino que juegan un papel importante en este camino.

Descubro que todos mis dones y talentos siempre me han estado acompañando desde niña, sin embargo los había mantenido dormidos debido a creencias, educación o en el intento de encajar en los estándares de la sociedad. Nadie me dijo que mis virtudes estaban ahí y que no tenía que pasarme la vida buscando donde encajar, solo tenía que mirarme a mí.

Esto me lleva a conectar fuertemente con un propósito interno muy claro, acercar la espiritualidad desde la infancia, para que sepamos acompañar a una edad temprana llena de dones, talentos y virtudes, que solo tienen que mantener su propia esencia. Con la finalidad de recordar siempre quién son.

cuento solidario